• Polémica sobre el efecto de los antioxidantes en pacientes con cáncer

    Polémica sobre el efecto de los antioxidantes en pacientes con cáncer

    La Universidad de Texas Southwestern público en “Nature” los resultados de un estudio que enciende nuevamente la polémica sobre el uso de los anti oxidantes en la dieta de los pacientes con cáncer

     

    Estudios previos habían vinculado el uso de suplementos con altas dosis de caroteno beta con un mayor riesgo de cáncer de pulmón en pacientes de alto riesgo, y de suplementos con altas dosis de vitamina E con una mayor posibilidad de sufrir infarto hemorrágico en el cerebro y cáncer de próstata. Según esta reciente investigación, los antioxidantes podrían tener un efecto totalmente contrario al que se conoce y se espera de ellos. Las células cancerosas podrían beneficiarse más de los antioxidantes, que las células normales, y de esta manera favorecer la aparición de tumores.

    La metodología de la investigación incluyo ratones a los que se les trasplantaron células de melanomas de pacientes, pues la metástasis de melanoma humano en estos ratones predice la metástasis de los pacientes. Adicionalmente, se ha comprobado que la propagación de las células cancerosa ene l cuerpo humano, es un proceso que no es eficiente, pues la mayoría de las células cancerosas que entran en la sangre no sobreviven.

    Luego de inocular antioxidantes a los animales, observaron que el cáncer se extendía más rápidamente en los tratados con antioxidantes que en los roedores que no lo recibieron. El investigador Sean Morrison aclara: “hemos descubierto que las células del melanoma metastásicas sufren altos niveles de estrés oxidativo, lo que conduce a la muerte de la mayoría de las células metastásicas. Pero, administrar antioxidantes a los ratones permitió que sobrevivieran más células de melanoma metastático”.

    Algunos ensayos clínicos en humanos “han tenido que detenerse debido a que los pacientes que recibieron los antioxidantes se estaban muriendo más rápido”. Y continua, “sugieren que la razón está en que las células tumorales se benefician más de los antioxidantes que las normales”.

    Como concepto general se dice que los antioxidantes son moléculas capaces de retardar o prevenir la oxidación de otras moléculas. Son un grupo de vitaminas, minerales y otros compuestos de vegetales, que bloquean el efecto perjudicial de los denominados radicales libres. Estos son algunos de los nutrientes  que actúan como antioxidantes:

    VITAMINA C: se encuentran en frutas y verduras frescas y crudas, como cítricos, melón, tomate, kiwi, mango, piña y  hortalizas en general.
    VITAMINA E: se encuentra en el germen de trigo, frutos secos, aceite de soja, germen de cereales de grano entero, aceite de oliva y vegetales de hoja verde.
    VITAMINA A: algunos alimentos ricos en beta caroteno son todas las verduras de color verde o rojo, anaranjado y amarillo: zanahoria, espinacas, calabaza y frutas como las cerezas, melón y melocotón.

    Lo cierto es que son cada vez más los estudios que ‘advierten’ sobre un efecto pernicioso en los antioxidantes en determinadas situaciones. Los antioxidantes serían beneficiosos para las personas sanas sin cáncer, pues pueden ayudar a reducir el daño causado por el estrés oxidativo, pero nunca deben ser indicados en las personas con un tumor. Son numerosos los estudios que han mostrado que tomar antioxidantes, como la vitamina E, no reduce el riesgo de cáncer y tampoco parece que tomando litros de jugo -zumo- de naranja ayude a luchar contra la enfermedad.

    INFORMACIÓN RELACIONADA:

    Leave a reply →

Leave a reply

You must be logged in to post a comment.

Photostream