• Nuevo tratamiento previene el cáncer de mama en mujeres de alto riesgo

    Nuevo tratamiento previene el cáncer de mama en mujeres de alto riesgo

    Se trata de anastrozol, una alternativa diseñada para prevenir el cáncer de mama en mujeres posmenopáusicas de alto riesgo. Los estudios demostraron que redujo un 53% el riesgo de desarrollar la enfermedad

    Foto tomada de la fuente

    Foto tomada de la fuente

    Una nueva opción se incorpora en la lucha contra el cáncer de mama: anastrozol, un inhibidor de la aromatasa de tercera generación que ayuda a prevenir el cáncer de mama en mujeres posmenopáusicas que presentan alto riesgo de desarrollar esta enfermedad.

    El tratamiento con anastrozol se realiza en forma diaria, por vía oral y tiene una duración de cinco años. Las buenas noticias vienen de la mano de los resultados obtenidos durante los primeros estudios: los autores de la investigación IBIS-II explicaron durante el Simposio de Cáncer Mamario en San Antonio, Texas, que el tratamiento logró reducir un 53% el riesgo de padecer cáncer de mama.

    Según señaló el Dr. Jack Cuzick, quien dirige el Centro de Prevención del Cáncer de Cancer Research UKy el Instituto Wolfson de Medicina Preventiva de la Universidad Queen Mary, en Londres, el tratamiento con Anastrozol resulta mucho más efectivo que otras terapias antihormonales, como el tamoxifeno y el raloxifeno. Además esta nueva alternativa resulta mucho menos perjudicial en términos de efectos secundarios.

    El estudio

    Los investigadores llevaron adelante el estudio con un total de 3.864 mujeres posmenopáusicas con alto riesgo de desarrollar cáncer de mama. Dividieron a todas las participantes en dos grupos: 1.920 utilizaron anastrozol y 1.944 un placebo. Al cabo de cinco años, sólo el 2% del grupo tratado con anastrozol desarrolló cáncer de mama, un número significativamente menor al 4% que representan las mujeres que tomaron el placebo y desarrollaron la enfermedad.

    A siete años de iniciado el estudio, la incidencia acumulativa del cáncer de mama era del 2,8% en el grupo de mujeres que recibió anastrozol y del 5,6% para el grupo al que se le suministró el placebo.

    Una nueva opción

    Los investigadores señalaron que tanto el anastrozol como el exemestano se presentan como nuevas opciones para aquellas mujeres que tienen grandes riesgos de padecer esta enfermedad y remarcaron que además de ser más efectivas que el tamoxifeno y el raloxifeno, provocan menos efectos secundarios.

    Actualmente el equipo de investigadores continúa con el seguimiento de las participantes para determinar si el anastrozol tiene un efecto continuo en la incidencia del cáncer incluso una vez suspendido el tratamiento.

    Fuente: salud.com.ar
    Leave a reply →

Leave a reply

You must be logged in to post a comment.

Photostream