• ¿Líneas de expresión a los 35?

    ¿Líneas de expresión a los 35?

    Los síntomas del envejecimiento, como son la flacidez, las arrugas o la caída del cabello, que antes aparecían sobre los 40 años o más, hoy están comenzando a apreciarse con mucha frecuencia a partir de los 30 años

    Según algunos especialistas las causas son la polución y otros agentes contaminantes. Casi todos los especialistas coinciden en que cada vez se encuentran con más casos de arrugas prematuras: “algunos jóvenes llegan a mi consulta con alopecia y tienen 30 años o menos” explica la Dra. Carlota Hernández, vocal de medicina Estética del Colegio de médicos de Valencia, España y actual directora de Arts. Medica.

    La doctora preparó una guía titulada: Medicina Biorreguladora: Aplicaciones Prácticas en Medicina Estética, un manual que profundiza en los agentes contaminantes que nos perjudican. Ingerimos e inhalamos numerosas toxinas que se depositan en nuestras células “donde se unen a componentes como los proteoglicanos y glicominglicanos, lo que origina alteraciones estructurales de la piel y compromete el aporte de nutrientes y oxigeno necesario para el buen mantenimiento del organismo” agrega la especialista.

    Para afrontar este problema, la Medicina Biorreguladora es muy beneficiosa: “Estimula la capacidad innata que tenemos de reparar y regenerar los propios tejidos. Los principios activos de estos medicamentos son sustancias naturales en micro dosis, similares a las del sistema inmunitario”. Los medicamentos de acción biorreguladora son capaces de corregir las arrugas finas y profundas, combaten la flacidez y las bolsas que aparecen debajo de los ojos, además de devolver la luminosidad y elasticidad a la piel.

    A diferencia de otros tratamientos no implica ningún riesgo, ya que emplea sustancias naturales y no utiliza técnicas invasivas. Además carece de efectos secundarios y existe en formato vía tópica, oral y en meso terapias (infiltraciones bajo la piel). Es una solución natural a la cirugía o a la cosmética usada tradicionalmente.

    Prevención

    Aunque es bueno insistir en que la mejor prevención es el adecuado descanso, comer lo más sano que sea posible y procurar huir (en la medida que se pueda) de los espacios urbanos muy contaminados. Pues la mayoría de las toxinas provienen del exterior y entran a nuestro cuerpo a través de la contaminación del aire, los aditivos alimenticios, la ingesta de medicamentos y hábitos tóxicos como el alcohol o el tabaco. Otros como el estrés o la falta de sueño también afectan profundamente a nuestro sistema.

    Desde joven debes tener rutinas de cuidado de la piel. Limpiar, tonificar e hidratar según sea tu tipo de piel. Si tienes dudas respecto a esto visita a tu dermatólogo de confianza.

    Leave a reply →

Leave a reply

You must be logged in to post a comment.

Photostream