• Lección de vida: No dejes que tu apariencia física te defina

    Lección de vida: No dejes que tu apariencia física te defina

    Lizzie Velasquez nació con una enfermedad tan rara que tan sólo la tienen dos personas más en el mundo. A raíz de ella, su cuerpo no puede generar músculo, carece de defensas y tampoco gana peso (solo pesa 27 kilos). Este problema de nacimiento que aún no ha sido diagnosticado la llevó a ser bautizada en un video de YouTube que ya ha sido borrado como «La mujer más fea del mundo»

    Lizzie Velazquez tiene actualmente 25 años y una rara enfermedad que le ha complicado muchísimo la vida, tanto que ha provocado que la relación con los demás haya sido muy difícil. Fotografías suyas en internet provocaron que la denominaran como ‘la mujer más fea del mundo’. Ahora ha escrito un libro de autoayuda, ‘Be Beautiful’ para apoyar a la gente con bajo nivel de autoestima.

    [youtube=http://www.youtube.com/watch?v=fGTAjtyGeo4&w=560&h=315]

    En vez de hundirse por algunos comentarios en Internet que la llamaron «cosa» y «monstruo», ella encajó las burlas y se hizo más fuerte. Tanto que después de graduarse ha formado una familia, da charlas de motivación y hasta ha publicado dos libros: Lizzie Beautiful (2010) y, recientemente, Be Beautiful, Be you.

    A sus 25 años de edad, Lizzie ha dado más de 200 charlas en las que ha covertido su problema en un referente para otras personas. «En vez de sentarme y ver como otras personas me juzgan por mi aspecto, prefiero levantarme y presentarme: Hola, soy Lizzie. Quizás ustedes debrían sentarse y empezar a aprender». Esto fue lo que comentó orgullosa en una entrevista en CNN.

    Velasquez nació de forma prematura en Texas (donde ahora vive con su mejor amiga), con solo 1 kilo de peso. «Los médicos nos dijeron que no sabían como ella había podido sobrevivir», declaró su madre al Daily Mail. Además, les advirtieron que nunca hablaría ni andaría, cosa que nunca sucedió.  Debido a su reducido tamaño al nacer, sus padres tuvieron que comprar ropa para muñecas porque la de bebé era demasiado grande para ella.

    A pesar de su delgadez, Lizzie no tiene problemas en sus órganos internos, cerebro y huesos. Sin embargo, como su cuerpo está sin defensas, debe comer cada 15 o 20 minutos durante el día. Por otra parte, hay que resaltar que a los 4 años dejó de ver por uno de sus ojos, por lo que desde ese momento su visión es del 50 por ciento.

    «Algunos días de mi vida no tienen sentido. Intento hacer lo que puedo y pedir ayuda y rezar para todo lo demás», escribió en Be Beautiful, Be You. Para terminar, en una entrevista en el show del Dr. Drew, nos volvió a demostrar su gran espíritu de superación: «Me siento muy afortunada de no parecerme a esas celebrities tan guapas ya que eso les da a las personas la oportunidad de conocerte de verdad». Preguntada sobre cómo han sido sus comienzos al salir a la calle entre la gente, Velasquez afirmó que, «he empezado a querer ir a esa gente y presentarme o darles mi tarjeta y decirles: «Hola, soy Lizzie, y tal vez usted debe dejar de mirar tan fijamente y empezar a aprender».

    [youtube=http://www.youtube.com/watch?v=j1sI2elU65U&w=560&h=315]

    Una increible historia que vale la pena divulgar, romper con los estereotipos de belleza que en muchos casos atentan contra la integridad física y emocional de millones de mujeres en el mundo, que con tal de conseguir el canon de belleza que es socialmente impuesto, son capaces de atentar hasta con su propia salud. Y si no lo creen vean lo que sucede a nuestro alrededor: personas cosiéndose la lengua con una malla para no ingerir alimentos sólidos y adelgazar, inyectándose biopolimeros en partes corporales para aumentar su tamaño, personas que se someten a tratamientos invasivos en peluquerias, gimnasios, etc…. (un largo y lamentable etcétera).

    Para conocer más de Lizzie Velasquez, se puede visitar su página web fiestas para solteros la pobla llarga o a través de las redes sociales en donde cuenta con miles de seguidores:

    «Dios es la razón número uno de por qué estoy aquí ahora. Él me bendijo con la bendición más grande de mi vida, que es mi síndrome. A pesar de que esto tiene sus dificultades, Dios ha estado a mi lado en cada paso del camino. Mi fe, mi familia y mis amigos son las tres cosas que me han hecho quien soy hoy.» – Lizzie

    Y recuerda: #NoBullying

    Por: Dr. Daniel Slobodianik C.

    Leave a reply →

Leave a reply

You must be logged in to post a comment.

Photostream