• Estudio revela que bebidas energéticas y para deportistas están vinculadas a conductas no saludables en adolescentes

    Estudio revela que bebidas energéticas y para deportistas están vinculadas a conductas no saludables en adolescentes

    Un estudio realizado por investigadores de la Universidad de Minnesota y la Universidad de Duke en Durham, Carolina del Norte, encuentra una asociación entre el consumo semanal de bebidas deportivas y energéticas y un mayor consumo de otras bebidas azucaradas, el tabaquismo y el uso de medios de comunicación digital

    Los investigadores dicen que el consumo de bebidas deportivas y energéticas contribuye a un grupo cada vez mayor de conductas no saludables entre los adolescentes. (medicalnewstoday.com)

    Los investigadores dicen que el consumo de bebidas deportivas y energéticas contribuye a un grupo cada vez mayor de conductas no saludables entre los adolescentes. (medicalnewstoday.com)

    El alto nivel de azúcar, calorías y el contenido de cafeína de las bebidas deportivas y energéticas es un tema de preocupación para los profesionales de la salud ya que han experimentado un aumento de la popularidad en los últimos años. Los datos nacionales muestran que, si bien se ha producido un descenso en el consumo de refrescos y bebidas de frutas, bebidas deportivas y energéticas se han triplicado en el consumo entre los adolescentes.

    Los investigadores responsables del nuevo estudio – que se publica en la revista Journal of Nutrition Educación y Comportamiento – recopilaron datos de 2.793 adolescentes de 20 años de media procedentes de escualas secundarias públicas y privadas en Minneapolis durante el año escolar 2009-10.

    Los estudiantes informaron datos sobre su altura, peso, la frecuencia con que beben bebidas deportivas y energéticas, la frecuencia con que comen el desayuno, la cantidad de actividad física que realizan, la cantidad de tiempo que dedican a jugar a videojuegos y ver la televisión, y si fuman o no.

    A pesar de que el consumo de bebidas deportivas está vinculado a niveles más altos de actividad física de moderada a vigorosa intensidad, en general, los investigadores encontraron que el consumo de bebidas deportivas y energéticas contribuye a un grupo cada vez mayor de conductas no saludables entre los adolescentes.

    El estudio revela una relación entre el tabaquismo, el alto consumo de otras bebidas azucaradas, y el tiempo prolongado viendo la televisión o jugando video-juegos, con el consumo de bebidas deportivas energéticas.

    El autor principal, Nicole Larson, PhD, de la División de Epidemiología y Salud Comunitaria de la Escuela de Salud Pública de la Universidad de Minnesota, explica:

    «Entre los niños, el consumo de bebidas deportivas enrgéticas se asoció significativamente con una mayor visión de la TV; niños que consumían regularmente bebidas deportivas gastaron alrededor de 1 hora adicional a la semana viendo la televisión, en comparación con los niños que consumieron bebidas deportivas a menos de una vez por semana.

    Los niños que consumen bebidas energéticas pasaron al menos 4 horas adicionales a la semana jugando juegos de video, en comparación con aquellos que consumieron bebidas energéticas menos de una vez a la semana «.

    Dr. Larson y su equipo dicen que la investigación y las intervenciones futuras deben hacer más para promover hábitos saludables de hidratación en los adolescentes.

    ¿Cuál es la posición de los organismos de atención de salud?

    La posición ante la Academia Americana de Pediatría (AAP) es que las bebidas deportivas sólo deben ser consumidas por los adolescentes después de una actividad física intensa y prolongada.

    La AAP afirma que las bebidas energéticas, por su parte, no deben ser consumidas, ya que no ofrecen beneficios de salud y aumentan los riesgos de sobreestimulación del sistema nervioso.

    A principios de este año, los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC) encontró que alrededor del 73% de los niños consume cafeína a diario. El CDC también informó que el 20% de los adolescentes que consumen bebidas energéticas creen que éstas no representan algún riesgo.

    Un estudio reciente de investigadores de la Universidad Estatal de Iowa sugiere que el etiquetado ‘puede ser el culpable de la mala percepción de que las bebidas energéticas no son perjudiciales. Dentro de las directrices actuales de la Food and Drug Administration (FDA) no está la de que la cafeína y otros estimulantes deban ser listados en la etiqueta del producto.

    Además, aunque la FDA dice que hasta 400 mg de cafeína al día no está asociado con efectos adversos en los adultos, la administración no ha emitido ninguna recomendación de cafeína para los niños y adolescentes.

    Escrito por para medicalnewstoday.com
    Leave a reply →

Leave a reply

You must be logged in to post a comment.

Photostream